Aclara Aduana cruce de alcohol para residentes de la franja fronteriza


La restricción de Aduana México para los residentes fronterizos en el cruce de bebidas alcohólicas siempre ha existido, no es una medida que se acabe de implementar, y con la llegada del cierre de año es importante que los ciudadanos sepan que licores, cervezas, vinos, cigarros, puros, deben pagar impuestos y hay un límite para introducirlos al país.

César David Montoya Solís, subadministrador de Operación Aduanera, explicó la restricción que tiene Aduana para los pasajeros que cruzan la aduana mexicana en cuanto a bebidas embriagantes.

“No pueden introducir bebidas alcohólicas como parte de su consumo personal, pero hay una excepción cuando se trate de importación de cerveza o bebidas alcohólicas, realizadas por residentes de franja o región fronteriza”, comentó Montoya Solís

El ciudadano que vive en una ciudad fronteriza puede importar bebidas alcohólicas sin necesidad de los servicios de un agente aduanal, pero bajo la restricción de que el valor de dicha mercancía no exceda del equivalente en moneda nacional de 50 dólares y pagar el impuesto indicado.

En la franquicia para residente fronterizo establece que personas mayores de edad que sean residentes en franja o región fronteriza, pueden importar mercancía para su consumo personal.

Se precisa que un ciudadano fronterizo no debe exceder diariamente del equivalente en moneda nacional o extranjera de 150 dólares, y cuando viajan en un vehículo más de dos residentes el valor de las mercancías que importen en su conjunto no deberá exceder los 400 dólares.

Pero en esta franquicia queda excluido al amparo del beneficio cualquier bebida alcohólica, cerveza, tabaco labrado en cigarros o puros y combustible automotriz, ajeno al que se lleva en el tanque.

“Si van a importar deben tener el documento que acredita que la mercancía no excede de 50 dólares, el ticket de compra original; si traigo una botella de whisky de 30 dólares se puede importar, pero se tiene que pagar el impuesto de acuerdo con un tabulador que maneja Aduana para tales efectos”, explicó Montoya Solís.

Si llega con una botella o caja de cervezas y no tiene el comprobante del valor, no lo acredita y alega que le costó cierta cantidad más baja de lo que se maneja en el tabulador, si no tiene el ticket se puede hacer el cobro de impuestos.

El hecho de que los productos alcohólicos no excedan los 50 dólares y traigan el comprobante de pago no quiere decir que pueden pasar libremente, sino que sí tienen que pagar impuestos, según la tabla y mercancía.

La salida más viable en estos casos es abandono, es una figura, una opción que otorga la Aduana, mediante un documento que se expide, se explica, la mercancía queda a disposición de la Aduana y a su vez ésta se transfiere al almacén fiscal.

Via | Osvaldo Rodríguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s